Almirall recibe la aprobación de la Comisión Europea para su solución contra la dermatitis atópica

Tras el anuncio de aprobación, la farmacéutica catalana ha anunciado que procederá al lanzamiento comercial de su solución en Alemania, para continuar con su despliegue en otros países europeos a lo largo de 2024.

Lectura 3 minutos
29 de noviembre 2023

Almirall confirma la aprobación final de lebrikizumab. La farmacéutica catalana ha recibido la aprobación de la Comisión Europea (CE) de su solución para el tratamiento de la dermatitis atópica de moderada a grave. Tras el anuncio, Almirall ha confirmado que procederá al lanzamiento comercial del medicamento en Alemania. A lo largo de 2024, la compañía continuará con el despliegue en otros países europeos.

Almirall describe lebrikizumab como un anticuerpo monoclonal en fase de investigación que se une a la proteína IL-13 con alta afinidad e inhibe su señalización. La citoquina IL-13 juega un papel esencial en la dermatitis atópica, impulsando la inflamación de tipo 2 en la piel y provocando disrupción de la barrera cutánea, inflamación, picor, engrosamiento de la piel y mayor riesgo de infecciones.

Almirall tiene la licencia de los derechos para desarrollar y comercializar lebrikizumab para el tratamiento de indicaciones dermatológicas en Europa, mientras que Eli Lilly tiene los derechos exclusivos para el desarrollo y comercialización del producto en los Estados Unidos y el resto del mundo. En esta dirección, Almirall ha anunciado que espera decisiones regulatorias sobre lebrikizumab en mercados adicionales, entre los que se incluyen Reino Unido y Suiza.

Volker Koscielny, director médico de Almirall, ha asegurado respecto al fármaco que “gracias a su eficacia demostrada a corto y largo plazo, con una dosis mensual de mantenimiento y un perfil de seguridad consistente, tiene el potencial para convertirse en un tratamiento biológico de primera línea”, según las palabras del directivo.

La aprobación de lebrikizumab se basa en tres estudios pivotales en fase III. Desde la compañía han confirmado que la mayoría de los acontecimientos adversos en todos los estudios fueron de intensidad leve o moderada, no conduciendo a la interrupción del tratamiento. Sin embargo, las reacciones adversas más frecuentes fueron conjuntivitis, reacciones en el lugar de la inyección, conjuntivitis alérgica y ojo seco.

Almirall redujo un 58,3% su beneficio neto hasta el tercer trimestre de 2023, con una cifra de 14,4 millones de euros, en comparación con los 34,5 millones de euros registrados en el mismo periodo de 2022. Sin embargo, la compañía comunicó un crecimiento de las ventas del 6,4% hasta septiembre, con 674,6 millones de euros. La empresa justificó esta cifra por el buen comportamiento de los productos clave en Europa.

Fuente: plantadoce.com

Path Copy Created with Sketch.
X