PROMs y PREMs: la inclusión de la voz del paciente en la medición de resultados

Escrito por Ainhoa Soriano, Manager del área Farma e Isabel Orjuela, Consultora Senior
Lectura 8 minutos
20 de marzo 2024

Los PROMs y los PREMs son herramientas de medición de resultados que tienen en cuenta la visión del paciente tras recibir un proceso asistencial. Para hablar de ellos, hay que hablar de Humanización, ya que esto significa tener al paciente en cuenta como persona y no como un número dentro de una estadística.

—–

Contexto general: ¿Qué son los PROMs y PREMs?

La Humanización aboga por las personas. En la asistencia sanitaria, ubica y pone en el centro del ecosistema sanitario al paciente, ofreciéndole conceptos básicos y primarios, pero en muchas ocasiones olvidados: dar un trato humano, con compasión y bondad.

Como recoge el artículo “La humanización de (en) la Atención Primaria” por SciELO (Scientific Electronic Library Online): “Para los pacientes de Atención Primaria los elementos prioritarios de la atención son las habilidades afectivas y técnicas del profesional médico o médica antes que los aspectos organizativos del servicio. La práctica médica que resalta los aspectos socioemocionales de la atención mejora los resultados en salud y la satisfacción de los pacientes”.[1]

Este párrafo ubicado en el capítulo “Cómo ejercer una medicina armónica” del artículo, demuestra que, los pacientes necesitan que se les escuche, y que se tengan en cuenta tanto sus percepciones médicas como afectivas.

Para relacionar la humanización y estos dos conceptos, debemos indagar en su definición. Los PROMs o Patient reported outcomes measures por sus siglas en inglés, son los resultados de la atención médica en la salud del paciente. Por su parte, los PREMs o Patient reported experience measures por sus siglas en inglés, hacen referencia a la experiencia del paciente en la atención médica. Ambos conceptos, son instrumentos de medición que ayudan a construir valor en la salud.

La atención médica basada en el valor

El interés generalizado por los instrumentos de medición, los PREMs y los PROMs se puede atribuir a un cambio hacia la atención médica basada en el valor, o lo que se conoce como el Value-Based Health Care de Michael E. Porter (2010). [2]

En este contexto, Porter señala, que el valor para los pacientes se traduce en la capacidad de recibir una atención médica de alta calidad que mejore sus resultados clínicos y su experiencia de atención, al tiempo que se minimizan los gastos asociados. Esto implica que el valor se mide en términos de los beneficios y resultados reales para el paciente, en lugar de simplemente centrarse en los procedimientos realizados o los servicios prestados.

En este sentido y para poder medir dichos beneficios y resultados, se destacan los PREMs y los PROMs, cuyo propósito radica en capturar la perspectiva y experiencia desde la visión de los pacientes. Estos tipos de medidas desempeñan un papel crucial en la evaluación y mejora de la calidad de la atención médica, siendo empleados de manera conjunta para lograr una evaluación más exhaustiva y equilibrada de la atención brindada.

PROMs: Los resultados comunicados por el paciente

Los PROMs son indicadores de medición de resultados de atención médica que los pacientes informan sobre aspectos comosíntomas, calidad de vida relacionada a salud, capacidad funcional, etc. Se utilizan para evaluar el estado de salud del paciente en un momento determinado, como por ejemplo evaluar la percepción de la enfermedad y su tratamiento. Así, se entiende desde el punto de vista del paciente, la efectividad de los tratamientosy las intervenciones de atención médica.

Y, aunque son los pacientes quienes dan esta información, son finalmente los proveedores de atención médica, investigadores, organizaciones de salud o agencias gubernamentales los que utilizan esta medición para evaluar la efectividad de los tratamientos con el objetivo de identificar áreas de mejora y poder tomar decisiones informadas[3].

¿Cómo se miden los PROMs?

La medición de estos indicadores se hace a través de cuestionarios estandarizados que pueden ser o bien genéricos, aplicados a una población con características distintas, o específicos, utilizados para evaluar resultados exclusivos a una enfermedad determinada o un área asistencial en concreto.

Por lo general, estos cuestionarios:

  • Suelen tener preguntas cerradas que permiten al paciente seleccionar una respuesta de una lista de opciones o escoger una puntuación en una escala.
  • El método de administración es idealmente electrónico. También se puede realizar por teléfono, o incluso en papel, siempre pensando en que el paciente no deba acudir a un centro hospitalario solo por este motivo.
  • Una vez que se han recogido las respuestas de los pacientes, se realiza un análisis estadístico para calcular las puntuaciones de los cuestionarios y obtener medidas agregadas de la salud de los pacientes.
  • Estas medidas pueden ser utilizadas para comparar la salud de los pacientes en diferentes momentos.

Para ejemplificar una encuesta que recoge PROMs generéricos, se puede hacer referencia al (SF-36)[4] que es uno de los cuestionarios más utilizados en la actualidad y que evalúa aspectos generales de la salud o bien, dentro de los PROMs específicos, se puede citar a Oxford Hip Score[5], que evalúa la función y el dolor en pacientes que se someten a una cirugía de reemplazo de cadera.

PREMs: La experiencia comunicada por el paciente

Los PREMs son encuestas realizadas a los pacientes, que se centran en la experiencia del paciente, como su satisfacción con la comunicación del médico, la accesibilidad de los servicios de salud, la calidad de la atención recibida y otros aspectos relacionados con la experiencia general de atención. Estas medidas ayudan a identificar áreas de mejora en la atención, brindando retroalimentación valiosa para los proveedores y los sistemas de salud.

Por lo general, los que utilizan estas encuestas, son los proveedores de atención médica, autoridades sanitarias, organizaciones de pacientes, investigadores, aseguradores y financiadores de atención médica, ya que resultan importantes por ofrecer una perspectiva única y valiosa que permite a los pacientes expresar sus opiniones y comentarios sobre la atención médica que han recibido, lo que a su vez puede mejorar la calidad y la seguridad de la atención médica que se brinda.

¿Cómo se miden los PREMs?

La medición de los PREMs se hace a través de cuestionarios diseñados que utilizan una escala de respuesta que permite a los pacientes evaluar su experiencia en diferentes niveles. Además:

  • Pueden incluir preguntas abiertas que permitan a los pacientes proporcionar comentarios adicionales sobre su experiencia.
  • Se pueden realizar en diferentes momentos: después de una visita al médico o después de un período determinado de atención médica, como una hospitalización o un tratamiento prolongado.
  • Preguntas tanto funcionales (ej. Instalaciones) y relacionales (experiencia sobre relaciones durante tratamiento, ej. ¿se sintieron escuchados?)
  • Los resultados suelen presentarse en términos de porcentajes y promedios, lo que permite comparar los resultados entre diferentes grupos de pacientes o diferentes proveedores de atención médica.

Para ver algunos ejemplos de encuestas de PREMs, se puede acudir a Picker Institute Europe, con el PPE 15/ PPE 33[6] (adaptación al español de PPE 15) o las encuestas del NHS[7] (National Health Service England).

Conclusión

En resumen, el enfoque de atención basada en el valor, en el marco del Value-Based Health Care (VBHC), se orienta hacia el paciente con el fin de optimizar la calidad y los resultados de la atención médica.

Este enfoque promueve la toma de decisiones fundamentadas y la mejora continua, respaldado por la medición de los PREMs y los PROMs, herramientas creadas para incorporar la perspectiva de los pacientes en la evaluación de la calidad y los resultados de salud. Estas medidas son clave para asegurar una atención centrada en el paciente y mejorar la toma de decisiones clínicas, impulsando así un enfoque global y holístico en la prestación de servicios médicos.

PALABRAS CLAVE:

Value-Based Health Care (VBHC), Atención basada en el valor, PROMs, PREMs, Calidad de vida, Calidad de atención médica, Cuestionarios, medición de resultados, resultados de salud, humanización, voz del paciente, experiencia del paciente, resultados médicos del paciente, perspectiva.


[1] https://scielo.isciii.es/pdf/albacete/v10n1/especial.pdf

[2] https://www.hbs.edu/ris/Publication%20Files/2010-0608_WorldInnovationForum_3e8e062b-a561-4245-b43e-598b9ed4f1c3.pdf

[3] https://www.cihi.ca/en/patient-reported-outcome-measures-proms

[4] https://www.rand.org/health-care/surveys_tools/mos/36-item-short-form/survey-instrument.html

[5] https://innovation.ox.ac.uk/wp-content/uploads/2014/09/FINAL_OHS_English_UK_SAMPLE-1.pdf

[6] https://www.secot.es/media/docs/escalas/Cuestionario%20PPE-33.pdf

[7] https://nhssurveys.org/surveys/

La Humanización aboga por las personas. En la asistencia sanitaria, ubica y pone en el centro del ecosistema sanitario al paciente, ofreciéndole conceptos básicos y primarios, pero en muchas ocasiones olvidados: dar un trato humano, con compasión y bondad.

Path Copy Created with Sketch.
X