Compromiso de Sanidad con el Plan Estratégico de la industria farmacéutica para no perder 8.000 millones de euros

«Vamos a crear un entorno favorable». Esta afirmación José Manuel Miñones supone el primer paso para asumir una hoja de ruta que pondría en valor las aportaciones clave del sector.

Lectura 5 minutos
13 de septiembre 2023

La innovación de la industria farmacéutica europea se la juega en la nueva legislación europea. En pleno proceso de reforma normativo, necesaria porque hace 20 años que no se actualiza, hay detalles como la reducción de incentivos y su repercusión en la competitividad con mercados como el estadounidense o asiático empañan un posible avance en la regulación de la aprobación de las nuevas terapias del siglo XXI que requieren códigos actualizados. 

España cobra un papel protagonista con la Presidencia de la UE. José Manuel Miñones, ministro de Sanidad del Gobierno de España, ha anunciado que uno de los temas clave que van a poner sobre la mesa en la reunión de presidentes de la UE de octubre va a ser el proyecto Open Strategic Autonomy (OSA) y su repercusión en la industria. «Esto que se trató en la reunión informal de ministros de Sanidad del pasado mes de julio en Canarias». 

Esta iniciativa busca asegurar la autonomía estratégica de la UE en sectores clave como la energía o la salud, a través de recomendaciones en cuestiones como la disponibilidad y producción de ingredientes farmacéuticos activos (APIS). La Presidencia Española ultima el borrador que se presentará en octubre y que buscará un acuerdo para que las cadenas de suministro de medicamentos estén diversificadas y sean seguras para que Europa pueda cubrir sus necesidades, ha explicado el ministro de Sanidad en funciones. 

Este anuncio ha tenido lugar en el encuentro anual de la industria farmacéutica española que se celebra en Santander de la mano de la patronal de los laboratorios, Farmaindustria. Miñones en su intervención también ha dejado claro que el Plan Estratégico de la Industria Farmacéutica que presentó al Gobierno el pasado mes de diciembre se pondrá en marcha. «Vamos a crear un entorno favorable», ha remarcado el ministro. 

España se juega mucho: una inversión de 8.000 millones, 4.500 empleos jóvenes y 48.000 millones en exportaciones en los próximos tres años. Por lo que no puede perder esta oportunidad. Y por eso no ha dudado en calificar a la industria como «un aliado fundamental, si queremos seguir avanzando». 

Desde Farmaindustria, en la intervención de su director general, se ha recogido el guante. Juan Yermo ha manifestado la necesidad de «políticas gubernamentales adecuadas, una buena gobernanza, colaboración público-privada efectiva y una inversión sostenible en Sanidad».

Industria Farmacéutica: Ejes de la hoja de ruta 

Yermo ha recordado los ejes sobre los que pivota esta hoja de ruta. «Las tres principales prioridades no han cambiado. Mejorar el acceso a los medicamentos para los pacientes, potenciar la I+D para para consolidar el ecosistema de innovación biomédica, y potenciar las capacidades industriales y crear cadenas de suministro de medicamentos resilientes». 

Por eso, Miñones comentó que van a elaborar «medidas legislativas para que el medicamento llegue al paciente. Combinaremos esto con mantener fármacos antiguos en el mercado, que serán los presentes en el listado publicado de medicamentos estratégicos». 

Natalie Moll, directora general de Federación Europea de Asociaciones de la Industria Farmacéutica (Efpia), apuntó también en su intervención en la jornada, que «la pérdida de los incentivos a la hora de facilitar el acceso necesario a los fármacos es un obstáculo en el retorno de las inversiones». 

Y como ejemplos claves de por qué esto es fundamental Yermo puso cifras concretas sobre la mesa. «Más del 70% del aumento de la esperanza de vida ocurrido entre 2000 y 2009 en países occidentales se debe al consumo de medicamentos innovadores». Y en España, «según el último estudio del profesor Lichtenberg de la Universidad de Columbia, los medicamentos oncológicos reducen los fallecimientos por cáncer casi un 30% cada año. Y, por ejemplo, en las enfermedades cardiovasculares, la reducción de mortalidad gracias a los medicamentos llega al 50%».

En el turno de tarde, César Hernández, director general de Cartera Común de Servicios del Sistema Nacional de Salud y Farmacia del Ministerio de Sanidad, puso el foco en el equilibrio necesario entre incentivos, acceso y sostenibilidad farmacéutico. «El problema es cómo meter en una caja, las prestaciones, para un número de pacientes y cada una con un precio». 

«Todo esto es complejo y no está solucionado en ningún lugar del mundo», subrayó, al tiempo que insistió que “nosotros tenemos que buscar la mejor solución que se adapte a nuestras necesidades”. Hernández también reconoció que mientras se tarda mucho tiempo en acceder a las nuevas terapias, España es líder en ensayos clínicos y «una gran cantidad de pacientes se benefician de ellos».

Fuente: diariomedico.com

Path Copy Created with Sketch.
X