España tiene los ingredientes para convertirse en un verdadero hub de innovación biomédico

El Seminario Industria Farmacéutica & Medios de Comunicación pone el foco en las prioridades del sector, algo que tiene que ver con la capacidad de desarrollar programas de investigación. Por ejemplo, hay una oportunidad en la investigación en Atención Primaria. Una de las preguntas es si las 103 plantas que tenemos en España son suficientes para un futuro marcado por los medicamentos biológicos, cuando sólo 11 son de este tipo de fármacos.

Lectura 4 minutos
15 de septiembre 2023

Ayer tuvo lugar el Seminario Industria Farmacéutica & Medios de Comunicación, que organiza Farmaindustria. Se trata de una jornada de análisis y encuentro con el equipo directivo de la Asociación donde se analizan los asuntos de actualidad del sector. España podría ser un hub de innovación biomédico.

Miguel González Corraldirector de Comunicación, lo introdujo: «Este es un año intenso para el sector farmacéutico. La revisión de la legislación farmacéutica europea es el paraguas en el que nos vamos a mover. Queremos bajar a la perspectiva nacional, a aquellos puntos donde creemos que tenemos un papel importante, como los ensayos clínicos, que tenemos que seguir potenciando«. Igualmente, aludió a la perspectiva del acceso, siendo el trámite largo en Europa. Adelantó que se pondría el foco además en el acceso a nivel nacional.

Juan Yermodirector general, repasó las prioridades del sector, de Farmaindustria. Insistió, como suele hacer, que la inversión en los medicamentos, no el gasto, conlleva un impacto sanitario. Resaltó que el sector genera empleo igualitario, de calidad. Desde el punto de vista económico, el sector es puntero. «España tiene los ingredientes para convertirse en un verdadero hub de innovación biomédico. Esto no es ciencia ficción, sino una realidad que se puede conseguir con factores como predictibilidad, gobernanza, etcétera«, manifestó. Añadió que tiene que ver con la capacidad de desarrollar auténticos programas de investigación. Apoyó lo que es la colaboración público-privada. Subrayó que hay una oportunidad en la investigación en Atención Primaria. Mencionó el valor tanto de los medicamentos estratégicos como los de innovación incremental.

En la parte internacional, la preocupación de Farmaindustria el gran reto esta en la legislación europea, «que se ha quedado corta y reduce los incentivos a la innovación«. El pan estratégico tiene tres patas. Una de ella es la de la producción de medicamentos. La pregunta es si las 103 plantas que tenemos en España son suficientes. «En la pandemia, nuestra capacidad fue suficiente. Pero, a futuro, no sabemos qué va a pasar. Lo que sabemos es que estas plantas son principalmente de síntesis química, y el futuro, en gran medida, está en los medicamentos biológicos. Tenemos 11 plantas de medicamentos biológicos«, reveló. Hay que crear las condiciones para fomentarlas. Vecinos nuestros como Francia enfocan sus incentivos en atraer más producción local, tanto de medicamentos estratégicos como de innovadores.

Instó a revisar todo el esquema de fijación de precios, la gobernanza del sistema. Los IPTs indican «unas fallas del sistema«. Dijo que se pueden hacer mejorar en los programas de pagos por resultados, de manejo de incertidumbre y de compras públicas, entre otros.

Subrayó que, aparte del plan estratégico, tienen unos objetivos transversales, como la reducción de la huella ambiental del sector. Se ha reducido la producción de residuos en un 15% y se recicla, a través del SIGRE, alrededor del 70% de los envases. Aseguró que la industria seguirá teniendo «liderazgo» en este ámbito. También en áreas de interés para los pacientes como la prevención, el diagnóstico precoz, la adherencia, etcétera. Se mostró optimista en que se va a conseguir avanzar en estas prioridades y en que se corrijan las fallas que hay en este momento en el proyecto de legislación europea.

«Cada empresa tiene sus propios planes a nivel interno. Hicimos una estimación de una inversión de 8.000 millones de euros en los próximos tres años en producción. En los biológicos, el gran reto es la complejidad. En Madrid, tenemos un 10% del total con medicamentos biológicos. El que multinacionales se haya comprometido con nuestro país pone en evidencia que España puede ir a más, que se ha avanzado y que se puede apalancar ese gran talento que tiene España. Los incentivos a veces no son tanto financieros como regulatorios, el facilitar establecer plantas de tecnología más avanzada«, contestó a la pregunta de si hay planes de aumentar el número de plantas de producción de medicamentos biológicos en nuestro país. Tenemos «la oportunidad de estar entre los grandes, y de atraer inversión«. Ha habido casos en los que se han perdido oportunidades de traer plantas de medicamentos biológicos por las trabas, ya que vivimos en un mercado muy competitivo, y las subsidiarias compiten por llevarlas a sus países.

Fuente: immedicohospitalario.com

Path Copy Created with Sketch.
X