MSD refuerza su compromiso con la investigación y el avance de la oncología

Lectura 8 minutos
17 de abril 2024

MSD sigue avanzando en su compromiso con la investigación y el avance de la oncología, buscando transformar la ciencia en hechos y con ello ayudando a mejorar los pronósticos y la calidad de vida de los pacientes de cáncer de todo el mundo. 

“En la actualidad, MSD tiene el mayor programa de investigación clínica en inmunooncología de la industria, con más de 1.600 ensayos clínicos. Además, desde MSD estamos explorando otras líneas de investigación en oncología, más allá de la inmunooncología, como diversos inhibidores de proteínas o terapias individualizadas con neoantígenos, lo que supone un prometedor pipeline, con el objetivo de seguir avanzando en descubrir y aportar soluciones innovadoras para el tratamiento del cáncer”, explica Joaquín Mateos, director médico de MSD España.

Pembrolizumab es un anticuerpo monoclonal humanizado que se une al receptor de la muerte celular programada-1 (PD-1) que funciona al incrementar la capacidad del sistema inmunitario para detectar y combatir las células tumorales.En 2015 se logró la primera indicación por parte de la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) para el melanoma.

Su último hito en España ha sido la aprobación de la financiación por el Sistema Nacional de Salud de nueve nuevas indicaciones de pembrolizumab el pasado mes de diciembre. Actualmente, es el tratamiento de inmunoterapia para el cáncer con más indicaciones financiadas por el Sistema Nacional de Salud, con un total de 17.Estas son las nuevas indicaciones financiadas en diciembre de 2023:

  • En combinación con quimioterapia con o sin bevacizumab, está indicado para el tratamiento del cáncer de cuello uterino persistente, recurrente o metastásico en mujeres adultas cuyos tumores expresen PD-L1 con una CPS mayor o igual a 1.
  • En combinación con quimioterapia como tratamiento neoadyuvante y luego continuado en monoterapia como tratamiento adyuvante después de la cirugía, está indicado para el tratamiento en adultos con cáncer de mama triple negativo localmente avanzado o en estadio temprano con riesgo alto de recidiva.
  • En combinación con quimioterapia basada en platino y fluoropirimidina, está indicado para el tratamiento de primera línea de pacientes con carcinoma de esófago o adenocarcinoma de la unión gastroesofágica HER-2 negativo localmente avanzado irresecable o metastásico en adultos cuyos tumores expresen PD-L1 con una CPS >= 10.
  • En combinación con lenvatinib, está indicado para el tratamiento del cáncer de endometrio avanzado o recurrente en mujeres adultas con progresión de la enfermedad durante o después de un tratamiento previo basado en platino, en cualquier contexto, y que no son candidatas a cirugía curativa o radioterapia.
  • En monoterapia está indicado para el tratamiento de los tumores con MSI-H o dMMR en adultos con cáncer gástrico, de intestino delgado o biliar, irresecable o metastásico que ha progresado durante o después de al menos un tratamiento previo.
  • En monoterapia está indicado para el tratamiento de los tumores con MSI-H o dMMR en adultos con cáncer de endometrio avanzado o recurrente que ha progresado durante o después de un tratamiento previo basado en platino, en cualquier contexto, y que no son candidatas a cirugía curativa o radioterapia.
  • En monoterapia está indicado para el tratamiento de los siguientes tumores con MSI-H o dMMR en adultos con cáncer colorrectal irresecable o metastásico después de quimioterapia de combinación previa basada en fluoropirimidina.
  • En monoterapia está indicado para el tratamiento adyuvante en adultos y adolescentes a partir de 12 años con melanoma en estadio IIB, IIIC o III y que hayan sido sometidos a resección completa. Se financia únicamente en melanoma en estadios IIB, IIC, IIIC o IIID y que hayan sido sometidos a resección completa.
  • En monoterapia está indicado para el tratamiento en adultos y adolescentes a partir de 12 años con melanoma avanzado (irresecable o metastásico).

“Todo esto es fruto del trabajo de investigación que venimos realizando para ampliar, tanto los tipos de cáncer en los cuales esta terapia puede suponer una alternativa, como los estadios de la enfermedad en los que aplicarla. En este sentido, la detección del cáncer en una etapa más temprana puede dar a los pacientes una mayor probabilidad de supervivencia a largo plazo. De hecho, MSD está estudiando pembrolizumab en estadios tempranos de la enfermedad en aproximadamente 20 estudios de registro en curso, en múltiples tipos de cáncer. Esto demuestra nuestro compromiso con proporcionar más alternativas a los pacientes”, ha señalado Joaquín Mateos.

No se puede obviar que el cáncer sigue siendo una de las principales causas de morbi-mortalidad en todo el mundo. Según International Agency for Research on Cancer, se estima que el número de nuevos casos de cáncer aumentará a 28 millones en el año 2040. La supervivencia de los pacientes con cáncer se estima que se ha duplicado en los últimos 40 años y es probable que, aunque lentamente, continúe aumentando. Este avance se debe a cambios significativos en el abordaje del cáncer durante los últimos 25 años, que han llevado a las mejoras en los tratamientos y cuidados, permitiendo así supervivencias prolongadas.

 La medicina de precisión en el cáncer

El diagnóstico y tratamiento del cáncer se ha transformado en los últimos años gracias a los avances en los conocimientos de la biología y de las bases moleculares de los tumores, y a la disponibilidad de fármacos dirigidos contra alteraciones específicas presentes en algunos grupos de pacientes. Esta transformación configura una nueva perspectiva en el manejo de los pacientes oncológicos, que conocemos como medicina de precisión, en la que se utiliza información específica del tumor de una persona a fin de facilitar el diagnóstico, planificar el tratamiento, determinar si el tratamiento podría ser eficaz o dar un pronóstico.

Muchas de las clasificaciones de diversos tipos de tumores se basan ahora en la identificación de estas alteraciones moleculares, estableciendo grupos o subgrupos de neoplasias que comparten características clínicas, evolutivas y pronósticas o que pueden ser tratadas con fármacos dirigidos. Estas alteraciones moleculares las conocemos como biomarcadores.

“Basándonos en los biomarcadores que acompañan el diagnóstico convencional basado en la observación en el microscopio de las biopsias de un paciente, podemos, en 2024, tomar decisiones sobre qué tratamiento o seguimiento es el más adecuado para cada paciente. De hecho, gracias a esta evolución del diagnóstico y a la incorporación de los biomarcadores, sabemos ahora que el cáncer engloba, en realidad, a cientos de entidades o enfermedades diferentes, que exigen un abordaje terapéutico diferencial en cada caso” explica el Dr. Federico Rojo, director del Departamento de Anatomía Patológica y responsable de la Unidad de Patología Molecular de la Fundación Jiménez Díaz.

La importancia de la detección temprana en cáncer de mama triple negativo

El cáncer de mama triple negativo (TNBC, por sus siglas en inglés) representa alrededor del 10 % al 15 % de todos los cánceres de mama. Las células de este tipo de cáncer no expresan receptores de estrógeno ni de progesterona (ER o PR) y además tampoco presentan un aumento de la proteína HER2. Este tipo de cáncer difiere de otros tipos de cáncer de mama invasivos en que tiende a crecer y propagarse más rápido, resultando en menos opciones de tratamiento, así como un peor pronóstico para la enfermedad.

El ensayo pivotal de Fase 3 KEYNOTE-522 evaluó el uso de pembrolizumab en combinación con quimioterapia como tratamiento neoadyuvante, seguido de pembrolizumab en monoterapia adyuvante tras la cirugía para pacientes adultos con TNBC localmente avanzado o en un estadio temprano con riesgo alto de recidiva. Fue el primer gran estudio aleatorizado de Fase 3 que informó de un resultado de supervivencia libre de eventos estadística y clínicamente significativo (HR=0,63 [IC 95%, 0,48-0,82]; p=0,00031) con inmunoterapia en pacientes con TNBC en estadio II y III. Basándose en sus resultados, pembrolizumab se convirtió en la primera opción de inmunoterapia aprobada para pacientes en la Unión Europea (UE) en este contexto.

 “Los avances en inmunoterapia están abriendo nuevas puertas terapéuticas y ofreciendo una nueva opción a las pacientes con cáncer de mama triple negativo, que tradicionalmente se había asociado a una menor supervivencia global que otros subtipos de cáncer de mama, a pesar del uso de quimioterapia sistémica con intención curativa”, ha explicado el Dr. Javier Cortés, director del International Breast Cancer Center (IBCC).

Fuente: pharmatech.es

Path Copy Created with Sketch.
X