Takeda desvela los esperados datos del fármaco TYK2 contra la psoriasis

Los resultados previstos del estudio demuestran por qué la farmacéutica pagó 4.000 millones de dólares para comprar el medicamento contra la psoriasis a la empresa emergente Nimbus Therapeutics.

Lectura 3 minutos
21 de marzo 2023

Hace tres meses Takeda pagó a una empresa de biotecnología 4.000 millones de dólares por un medicamento experimental, en una de las mayores operaciones de este tipo en la historia de la industria. El sábado, Takeda reveló los resultados de un ensayo clínico que demuestran por qué estaba dispuesta a firmar un cheque tan grande.

Los datos, presentados en la reunión de la Academia Americana de Dermatología, proceden de un estudio del fármaco en personas con psoriasis en placas de moderada a grave. Los datos se esperaban con impaciencia desde noviembre, cuando la empresa biotecnológica Nimbus Therapeutics, creadora del medicamento, afirmó que éste podría ser el mejor de su clase, lo que sugiere que podría superar a un medicamento similar de Bristol Myers Squibb que ya está en el mercado.

Los resultados divulgados el sábado aún no prueban esa afirmación. El estudio era una prueba relativamente pequeña en fase intermedia, en la que se evaluó a los participantes durante sólo tres meses. El medicamento de Bristol Myers, comercializado con el nombre de Sotyktu, también ha puesto el listón muy alto a los posibles competidores.

No obstante, los datos parecen demostrar que el fármaco de Takeda, TAK-279, es competitivo con Sotyktu y potencialmente superior si se obtienen resultados similares en ensayos más amplios y prolongados. Según Andy Plump, presidente de I+D de Takeda, las dosis más altas de TAK-279 probadas dieron lugar a un grado de aclaramiento de la piel que no se había demostrado antes con una píldora oral y que se aproxima al de fármacos inyectables más potentes.

Los efectos secundarios, como acné e infecciones víricas, fueron en su mayoría de leves a moderados, añadió Plump en una entrevista. No se produjeron casos graves de disminución del recuento de glóbulos blancos, algo que los analistas señalaron como preocupante tras los primeros resultados.

TAK-279 es uno de los muchos medicamentos en desarrollo dirigidos contra TYK2, una enzima que interviene en las vías de señalización celular implicadas en la inflamación. Estos tratamientos son muy codiciados por los fabricantes por su potencial como alternativa oral a los medicamentos inyectables más vendidos, como Humira.

El pasado mes de septiembre, la FDA autorizó el uso de Sotyku como primer inhibidor de TYK2 para la psoriasis. En particular, la agencia no exigió advertencias sobre los riesgos de seguridad potencialmente graves asociados a otro grupo similar de fármacos orales contra las enfermedades autoinmunes. El organismo regulador tampoco exigió que los pacientes probaran primero los fármacos biológicos, lo que aumentó las oportunidades de mercado de los bloqueadores de TYK2.

Fuente: Biopharmadive

Path Copy Created with Sketch.
X